Archivos de la categoría Uncategorized

¿Por qué Pilates?

Cuando empecé con el Pilates, algunos amigos me preguntaban por mis motivos, puesto que antes antes desconfiaba tanto de él. Una colección de ejercicios peligrosos, normalmente no recomendados, todos juntos para dar caña a zonas que normalmente tratamos con respetuosa distancia, como la base de la columna… Parece una barbaridad y una temeridad, que la gente practica de forma a menudo descontrolada, solo por la moda, o por una recomendación poco informada, a veces en un sitio masificado a cargo de un/a joven que hizo un curso de fin de semana. Cuando no es así, es dirigida en centros más seguros y profesionales pero también caros.

Entonces, ¿por qué Pilates?

Un servidor, como entrenador de fitness, ciertamente le tenía algo de manía por esas razones, sobre todo las de salud, además de la desconfianza extra que me añadía la mitificación del inventor.

Bajar así y, peor aún, subir, suele ser mala idea para la rodilla

Gente que me conoce se sorprendió cuando vio que me formaba en ello y empezaba a ofertarlo. Y es que sí, me gusta mucho criticar y meterme con todo, a veces más en serio y a veces más en broma, pero me gusta más aún hacerlo con fundamento. De modo que me apunté a un curso, que me pareció fiable por el aval de Juan Luis Yuste, de la Facultad de Educación de la Universidad de Murcia (magnífico derribando mitos).

Joseph PIlates se hizo famoso en Nueva York trabajando con bailarinas, un público joven y fuerte con potente condición física previa. Nosotros hemos de adaptar el entrenamiento.

En definitiva y para ir al grano, el asunto no es si un ejercicio es bueno o malo, sino cuándo y cómo es conveniente realizarlo.

Y sobre el señor Pilates -que me perdonen los puristas- más bien cabría decir a estas alturas que fue el precursor. Tampoco inventó nada realmente: solo se puso a hacer ejercicios con cierto cuidado, que es lo que exige la espalda. No seré yo quien alabe o adore a ese señor aunque admire sus logros, de hecho puede decirse que el pilates original a menudo cae en errores graves que se han ido corrigiendo con el tiempo.

Algún caso habrá en que esto esté bien y sea adecuado. ¡Pero desde luego no será lo habitual!

Recordemos que lo tradicional no es bueno por ser viejo: algo antiguo solo es bueno si ese tiempo que ha transcurrido se ha aprovechado para ir haciendo mejoras. Y eso ha ocurrido en buena medida en el caso del pilates, siempre que se tengan en cuenta y se apliquen los enormes avances en fisiología o biomecánica, que como tal ni siquiera existía cuando Joseph Pilates desarolló su método a principios del s. XX. El monitor debe estudiar constantemente y estar al tanto de las novedades al respecto.

Pilates no es más que un tipo de gimnasia, una forma de ejercicio centrado en fortalecer, tonificar y no lo olvidemos, controlar, la zona lumboabdominal, con ejercicios mayormente isométricos y lentos y poniendo la atención que exige el trabajo de esa zona.
Y no mucho más. Pero no es poco. Y se le puede sacar mucho provecho si se hace bien, con cuidado y conocimiento por parte del profesor y de los alumnos.

Es necesario tener y repasar ciertos conocimientos de anatomía

Trabajar lento no es por el “buen rollito”, no es por buscar “relajación”, de hecho mucha gente se sorprende cuando viene pensando en un ejercicio “suave” y se encuentran con que sí, es lento, pero bastante intenso. Efectivamente puede ser muy útil para fortalecer y proteger zonas incluso cuando ya hay problemas lumbares, aunque mucha gente se retira pronto o hay que recomendarles que se vayan a otros ejercicios. Algunos acuden por recomendación del médico incluso en casos en los que no es apropiado y a los monitores nos toca ser responsables.

El problema, como en otras disciplinas, es que se pone de moda, abriendo un nicho de mercado para que se vendan clases y formaciones como churros. Por mi parte, los nombres, la imagen y los diplomas no me impresionan, sino las cosas bien hechas y que funcionan.

Al principio la novatez docente me animaba a querer compartir mi experiencia al ritmo que a mí me gusta (¡demasiado rápido!), pero tras años y miles de horas de clases y estudio sé qué funciona y cómo dosificarlo, y el alumnado lo agradece, y se divierte, y aprende. Para seguir a alguien que no explica qué se hace, mejor ver un video y lesionarse solo en casa (así en lugar de echar la culpa al pilates, puede uno culpar a su racanería o su pereza).

Así pues, ¿cómo se justifica este tipo de ejercicio?

En resumen: por sus resultados, por el estudio y cuidado que le ponemos, y por la diferencia que marca dar clases y guiar atentamente en lugar de simplemente “dirigir sesiones”.

En nuestras clases buscamos resultados accesibles a precios razonables, y que los alumnos/as aprendan y adquieran cierta autonomía. Los grupos son siempre reducidos y, aunque a veces nos dé pereza ir a clase, al salir siempre estamos satisfechos de haber hecho el esfuerzo de asistir.
Esto es lo que nos da vidilla a los profesionales y nunca se puede estar suficientemente agradecido.

I Torneo de Artes Marciales Chinas Ciudad de Murcia, fotos

Como ya contamos aquí, el pasado 22 de octubre tuvo lugar en Murcia el I Torneo de Artes Marciales Chinas que presentamos con ilusión desde Shuilian Dong, como anfitriones y colaboradores de la escuela Hung Sing Gwoon de Choy Lee Fut con Jesús Ruiz a la cabeza y organizador del acto.

Tuvimos una magnífica aceptación, afluencia de público y competidores, además de la acertada y precisa organización, por qué no decirlo. Agradecemos el apoyo a todas las personas que con su trabajo, viajes, entrenamientos, etc, hicieron posible que pasaran tantas buenas cosas en una mañana intensa que no olvidaremos.

Y más que contarlo, os lo enseñamos con algunas imágenes (cortesía de Ana Brocal):

Sanda en el tatami central
Tuvimos nuevas y estrictas reglas en cuanto a los pies…
A veces se dice que el sanda es el “kickboxing chino”, pero aquí valen derribos…
Johan Duquet, jefe de árbitros de tuishou, controlando el intento de mover a Marcelo Cepeda
Concentración, tacto y estructura, bases de la competición de tuishou. Se ponen a prueba la raíz y el estudio previo y colaborativo de “empuje de manos”.
Johan Duquet con Miguel Barberá, explicando el reglamento de tuishou a los competidores
Pudimos disfrutar de formas en categorías infantiles, cadetes y adultos
Dos muchachos valientes atentos a sus guardias
¡Incluso un dragón se paseó por la pista del polideportivo!
Momento de la Danza del León, en la apertura de evento
Aun estando satisfechos y agradecidos con las instalaciones y el pueblo de Alquerías, en sucesivas ediciones quizá busquemos un sitio más grande: ¡las gradas se abarrotaron!
No salen todos: más de cien participantes de toda España que dieron vida a este evento y a los que no podemos estar más agradecidos. Si no estás entre ellos, esperemos que quizá te animes para la próxima edición 😉
Y ya sabéis, ¡a seguir entrenando!

Inicio del curso, Taichi Chuan en Murcia

Estamos muy contentos de empezar el curso con las visitas de profesores y compañeros que han querido y podido aceptar la invitación de venir a colaborar.

Siempre con la misma intención de facilitar el acceso a todos los puntos de vista sobre la práctica que nos puedan ayudar a comprender y avanzar.

Cada evento es distinto, estos y los que vendrán después, con duraciones y precios diferentes pero siempre accesibles.

Y siempre con algo nuevo para cualquier practicante de Taichi o persona interesada que quiera acercarse a aprender o probar.

Las clases regulares están actualizándose aquí. No dudes en consultar para más información.

¡Bienvenidos!

Estas son solo las citas especiales previstas para lo que queda de año.

I Torneo de Artes Marciales Chinas Ciudad de Murcia

El próximo domingo 22 de octubre tendrá lugar en Murcia este Torneo de Artes Marciales Chinas que presentamos con ilusión desde Shuilian Dong, como anfitriones y colaboradores de la escuela Hung Sing Gwoon de Choy Lee Fut que organiza el acto.

Aquí podéis descargar ya el reglamento definitivo, estad atentos por este medio o en la página de Facebook del evento. No dudéis en consultar lo que consideréis oportuno.

KUNGFU EN MURCIA

Es la primera vez que se hace algo de estas características en esta zona, y esperamos que el esfuerzo que estamos haciendo por desarrollar este evento sea el germen de algo nuevo e interesante en Murcia, y que refleje el afán por animar la práctica de las Artes Marciales chinas tradicionales desde un enfoque serio y competente. Y, por supuesto, que los participantes lo pasen bien y hagan amigos.

Agradecemos desde ya el apoyo a los profesionales que participarán en la organización y desarrollo del torneo, y a todos los asistentes y competidores, todos ellos fundamentales para mantener vivo el espíritu del arte.

Wu shi Taijiquan en Murcia

Este pasado primero de julio lo pasamos muy bien gracias la visita de Francisco Jiménez desde Valencia, quien nos trajo por primera vez una muestra de Wu shi taijiquan.

Pudimos aproximarnos a sus peculiaridades gracias a un  resumen interesante y completo, que incluyó trabajo de base o preparatorio, qigong, un poco de forma y su patrón básico de tuishou.

Agradecemos a Francisco su visita, y esperamos repetir pronto en una próxima edición, a la que estáis invitados. ¡Os aseguramos que vale la pena!

Cuatro errores comunes en el tuishou

Hasta que no se practica el empuje de manos se puede creer que principios como “ceder ante la fuerza” o “lo blando vence a lo duro” son principios filosóficos a los que adherirse pero sin entender su aplicación práctica. Al no entender su aplicación no se puede avanzar en dichos principios. Los tui shou son la práctica a través de la que podemos entender la complementariedad de yin y yang, la existencia del uno dentro del otro y su transformación a partir del movimiento, el Tai Chi.

El fundamento de los ocho métodos son las habilidades Zhan (conectar), Nian (mantener), Lian (enlazar) y Sui (seguir) […]

La aplicación de los ocho métodos requiere las capacidades de Ting (escuchar), Hua (disolver), Yin (amagar), Na (sostener), and Fa (emitir) […]

Los principales defectos son Pian (unilateralidad) Kang (fuerza sin control) Diu (pérdida de contacto) Ding (resistencia)

(extraído de www.taijiquan.info)

Lo que desde fuera se suele conocer, y con frecuencia confundir con taichi chuan en sí, son las formas. La forma, además de su función de acondicionamiento físico y trabajo meditativo, viene a ser el “palacio de la memoria” en el que almacenamos entre otras cosas todos los “trucos” que aparecen espontáneamente en el tuishou o “empuje de manos”.

Brain_neuroplasticity_after_practiceLos patrones y métodos de empuje de manos son juegos con reglas limitadas porque tiene que ser así (además de que por definición un juego ha de tener reglas). Imagina que empiezas a aprender mecanografía, y te mandan llenar varios folios con “asdf asdf asdf…”. Has de repetirlo mil veces hasta que te sale con cierta soltura y sin errores, esto es así. Pero como es desagradable y te parece lento, haces una serie con dos dedos y vas a la copistería. Ya tienes mil y las que hagan falta. Pero no aprenderás mecanografía, que era el objetivo. El fin del ejercicio no es tener escrito en letra de molde un chorro de letras sin significado.

O piensa en cuando tu hijo te dice “¿para qué quiero aprender a multiplicar si hay calculadoras?”. Puedo poner muchos ejemplos, pero creo que con estos se entiende lo que quiero decir.
PRACTICE-REPEAT-poster-750x485_1024x1024
En taichi chuan, si practico un ejercicio por parejas para trabajar un enraizamiento que depende de estar bien colocado, un tirón o un empujón que me haga perder la postura no interesa aunque mueva al compañero. Eso sería una “falsa victoria”. Recordemos que el objetivo no es “ganar” sino aprender y que hay que aprender a “invertir en pérdidas“.

En fin, no quiero aquí hablar de los defectos clásicos de la cita de arriba, sino solo referirme de forma coloquial y general a la actitud necesaria a la hora de acometer el trabajo de empuje de manos, inspirado por las cosicas que pasan y ayudado por este artículo, que parafraseo con permiso del autor, quien dice (lo que sigue hasta el final es suyo):

Justin-Landers1-150x150– El problema es que muchos de nosotros al entrenar empuje de manos nos encontramos enfocados en cosas equivocadas, lo que lleva a malos hábitos de entrenamiento que pueden atrofiar nuestro crecimiento a lo largo del camino desde las secuencias a pie fijo hasta el sparring de taiji. Para desarrollar verdadera habilidad en este entrenamiento debemos medir las técnicas que usamos hoy, en referencia al uso que les daremos en el paso siguiente. Algunos de los errores más comunes que veo tanto en principiantes como en estudiantes avanzados son:

Usar técnicas no comunes al empuje de manos

Un ejemplo de descortesía si se hace a un compañero sin avisar
Un ejemplo de descortesía si se hace a un compañero sin avisar

¿Alguna vez has estado practicando tuishou y de repente el compañero te ha venido por las buenas a hacer un bloqueo de articulación doloroso o directamente ha intentado un jab a los ojos o un golpe a la garganta? A mí sí. Como principiante en el tuishou, yo no tenía ni idea de cómo contrarrestar esos ataques. Cuando me quejaba al compañero de que ese no era en ese momento el punto del entrenamiento, su respuesta era “estás aprendiendo defensa personal, y estas son las cosas que la gente te va a hacer en la calle”.El problema con esto es que en el resto de la sesión de tuishou, el agresor alimentaba su ego mientras yo manoteaba inútilmente, porque él estaba entrenando sparring a pie fijo mientras yo intentaba practicar tuishou a pie fijo. El tuishou se entrena entre compañeros. Esto significa que deberías entrenar con tu amigo para que ambos vayáis subiendo de nivel. Si machacas a tu compañero puede que te haga sentir bien a corto plazo, pero eso te convierte en un mal compañero. Pronto nadie querrá trabajar contigo.

Apoyarse en la velocidad, en lugar de la habilidad, para salir de un atasco


Kung_fu_fastfood
He perdido la cuenta de los cientos de veces que he visto esto. Voy a entrenar con un compañero y empezamos despacio, empujando y neutralizando hasta que de repente mi compañero se ve en una mala posición. Está por caerse, pero acelera de pronto rechazando un ataque que de otro modo le hubiera vencido.Esto funciona muy bien si entrenas despacio, pero qué pasa cuando ya vas deprisa y te encuentras en el mismo atasco? Una vez vas todo lo rápido que puedes ir, no puedes ir más deprisa, ¿y entonces qué? Normalmente caerás, y es mucho más difícil deshacer un mal hábito cuando y has llegado al nivel de practicar rápido. Así que mi consejo es, si ves que vas a salir despedido… deja que ocurra. Quizá no te guste, pero aprenderás de ello.

Usar una técnica que sólo funciona en un tipo de ejercicio de tuishou

En el tuishou estacionario (a pie fijo) intermedio y avanzado, a menudo veo estudiantes que al ser sacados lanzan todo el peso hacia el oponente al caer. Este movimiento inesperado desequilibra al compañero al tiempo que les ayuda a recuperar la postura.

Es una estupenda técnica para evitar caerse, pero sólo funciona en el empuje a pie fijo. En el momento en que añades pasos a la mezcla e intentas esa técnica, probablemente te verás de morros contra el suelo. Una vez más: si te vas a caer, revisa tu ego y permítete caer. Depender de esta u otras técnicas similares para salir de problemas sólo desarrolla un mal hábito con el que te las tendrás que ver cuando avances al tui shou con pasos.

Entrenar pensando solo en la competición

A veces te ves entrenando con un compañero que es mucho mejor que tú. No es divertido —y ayuda bien poco a tu entrenamiento— cuando esa persona te tira repetidamente sólo porque puede.

En el “pankration” estaba prohibido meter los dedos en los ojos, la boca o la nariz. Y creo que nada más.

Practicar en clase es diferente a entrenar para la competición (o estar directamente haciendo tuishou en una competición). Una vez más: sois compañeros. Tirar a alguien puede sentirse como un logro, pero no es bueno ni se aprende nada de ello. No ayudas a un compañero novato si tomas ventaja de cada hueco que te deja. A veces es más útil en el entrenamiento dejarle acercarse y pasar tus defensas, poniendo a prueba la habilidad mutua para salir de una situación precaria.Es diferente si entrenas para competición. En ese punto, no le vas a dejar entrar y aprovecharás cualquier oportunidad, pero tu compañero debe saber si en la sesión que vais a empezar es esto lo que tienes en mente. Eso es necesario para que ambos saquéis provecho de la sesión.

Jou, Tsung Hwa (1917-1998), más chulo que un ocho, sí señor.
Jou, Tsung Hwa (1917-1998), hecho un pincel, sí señor.

En este tipo de entrenamiento, puedes fácilmente ver cómo el ego entra en juego en cada ocasión. En todo caso es una trampa que llevará a malos hábitos. Ser bueno en empuje de manos no es la habilidad de lanzar a empujones a alguien cuando quieras. ¡Es la habilidad de evitar caer tú! La única manera de llegar ahí, sin embargo, es siendo empujado muchas veces.

Al famoso maestro Jou Tsung Hwa una vez le preguntaron cómo había logrado ser tan bueno en tuishou. Su respuesta fue: “me caí un montón”.

(Extraído del original: “Four Common Pushing Hands Training Mistakes”
Posted on slantedflying.com by
Anteriormente traducido y publicado aquí)